El nuevo panorama editorial

Publicado en por Juvenil

En cuestión de unos pocos años hemos pasado de un mercado dominado y controlado por las editoriales, a un mercado globalizado en el que un escritor de cualquier lugar del mundo puede vender sus libros al otro lado del planeta.

Hasta hace poco lo normal era fiarse de los consejos del librero, mientras que hoy lo más normal es buscar los libros recomendados en alguna web antes de comprar un libro. Además, muchos libreros han sido sustituidos por meros "vendedores de libros", que no tiene nada que ver.

Lo usual en las librerías es que las novelas recomendadas y las que copan los escaparates sean las que cuentan con una gran editorial o las que ofrecen mejor margen de beneficio al vendedor, no siendo siempre los mejores libros.

Internet suele ser un medio mucho más neutral. Si buscas novedades libros 2014, da igual si es para novelas románticas o una novela juvenil, encontrarás multitud de webs especializadas en cada género. Se ha creado una especialización en las páginas web, y webs que trataban los libros recomendados para leer sin distinguir géneros, se han tenido que ir especializando y centrarse en géneros más concretos. Cada vez es más habitual ver webs dedicadas a novela romántica, o novela de fantasía, o a novela paranormal, etc.

Otro factor clave es el precio. Ante la posibilidad de comprar libros en formatos digitales con el consiguiente ahorro, ya que no precisan de materiales ni distribución tan costosa como en los libros en papel, el precio para poder obtener una copia se ha reducido muchísimo. Es habitual que los libros más vendidos sean los que están disponibles para dispositivos digitales (Kindle) y su precio a veces es inferior a 1 euro, ante lo que es imposible competir en soporte papel.

Yo considero que en poco tiempo todos nos pasemos a la literatura digital. Siempre habrá algún caso excepcional, como si buscas libros para regalar. Obviamente no es lo mismo regalar un ejemplar en papel que un libro en pdf.

La gran ventaja es para los lectores habituales, que con lo que le cuestan 5 libros más o menos se puede comprar un lector digital y a partir de ahí el ahorro con cada libro ronda el 90%, por lo que supongo que se acabará imponiendo, aunque seguirá habiendo mucha gente que le guste palpar los libros o leer pasando las páginas de papel.

Otra ventaja es que un libro digital lo compras cuando quieres, da igual la hora o si es festivo, además no te tienes que desplazar para comprarlo, lo obtienes en segundos y resulta muchísimo más barato, además de no ocupar espacio, ya que en un lector caben miles de libros.

Para los escritores también es una nueva oportunidad. Desde hace poco ya no es necesario tener un agente literario que venda tus publicaciones a las editoriales. Escritores que veían frustrado el sueño de publicar ahora están publicando libros top ventas y gran parte de las novelas que están en el mercado son de escritores que hasta hace poco no podrían haber publicado. Se ha producido una globalización brutal.

Además el escritor en todo momento sabe cuántos ejemplares vende, y mensualmente puede recibir el importe de esas ventas, cosa que con una editorial es imposible, sobre todo si te pagan, como en muchos casos, a 1 año vista.

Obviamente no puede ser beneficioso para todos y los que salen perdiendo son editoriales, imprentas, distribuidores y agentes literarios. Ahora más que nunca se impone el boca a boca, y autores desconocidos están vendiendo miles de copias gracias al poder de las recomendaciones, sin agentes ni editoriales por medio.

Quizás no sea todo tan sencillo pero yo le veo muchas ventajas a la literatura digital, tanto para escritores como para lectores, y creo que la literatura como la hemos visto hasta hace poco tiempo tiene los días contados.

Etiquetado en Panorama editorial

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post